Empleo de la palma real favorece a familias avileñas

Por: Julio Juan Leandro

Ciego de Ávila, (ACN) Un proyecto que favorece a familias rurales está en marcha en la provincia de Ciego de Ávila con el uso de tablas de palmas reales en la construcción de viviendas, como alternativa frente a los daños del huracán Irma.
   La iniciativa -puesta en vigor con buenos resultados en Yaguajay y Esmeralda, de Sancti Spíritus y Camagüey, en ese orden- se desarrolla en el municipio Chambas, especialmente en la zona de Rivero, una de las afectadas del norte avileño por el Irma, que azotó Cuba en septiembre último.
   El propósito es fabricar en la referida colectividad más de 50 casas con tablas y listones cepillados a partir del árbol cubano más numeroso, el cual es muy útil, afirmó Juan Carlos Balmaceda, presidente del Consejo Popular Máximo Gómez.
   La idea de levantar viviendas rurales con esos materiales, para atenuar en parte los daños del meteoro, se debe a que más de siete mil viviendas fueron devastadas en Chambas, 388 de ellas destruidas totalmente, mil de forma parcial y 888 perdieron sus techos, agregó Balmaceda.
   Una de las campesinas perjudicadas es Bertha Rosabal, quien ya cubrió el techo de su vivienda con planchas de zinc y paredes de palma real, por lo que se siente contenta por la ayuda recibida y la buena atención de las autoridades municipales.
   El ciclón arrasó centenares de palmeras en el litoral norte de Ciego de Ávila y otros lugares, parte de las cuales se aprovechan como opción temporal en localidades, además de corrales, establos y cuartones en zonas de Morón, Bolivia y en el sur del municipio de Venezuela.
   Hace siglos se emplean esos materiales constructivos en los campos cubanos, por ser la especie más notoria de sus paisajes.
   La palma real sirve para confeccionar los tradicionales bohíos de techos de guano y tabiques, además de aportar palmiche para la alimentación del ganado y yaguas en la cura de tabaco.