Modifican normas jurídicas que regulan las cooperativas agropecuarias

Solapas principales

Descripción: 

El 3 de julio del presente año, más de mil millones de miembros de cooperativas en todos los continentes mostraban cómo reconstruir juntos el tejido económico y social dañado por la pandemia. Se celebraba el Día Internacional de las Cooperativas.

En tiempos de pandemia muchos países han apostado al desarrollo de las cooperativas porque reconocen que las cooperativas, en relación a otros actores económicos, tienen mayor resiliencia a las crisis económicas, mayor compromiso con el desarrollo local y mayor disposición a satisfacer necesidades sociales.

Las cooperativas constituyen el corazón de la agricultura en Cuba. El conocimiento y la evaluación de la legislación que las regula es una herramienta fundamental para contribuir al perfeccionamiento de nuestro modelo socioeconómico.

Como parte de las 63 medidas para dinamizar la producción agropecuaria se creó el Grupo de Trabajo de Cooperativas en el Ministerio de la Agricultura, que cada semana sesiona para analizar el marco legal cooperativo.

Hace apenas tres años vio la luz el Decreto-Ley 365 y su correspondiente Reglamento, sin embargo, aun cuando en su momento representaron un paso de avance, perduran críticas importantes sobre su formulación.

Muchos consideran que estas normas imponen a las cooperativas una “vinculación”, sea o no de subordinación, con alguna empresa estatal, que infringe el principio de autonomía. Por su parte, el procedimiento que se establece para la constitución y disolución de las cooperativas resulta en extremo vertical y centralizado lo que entorpece la dinámica natural del sector. En la legislación vigente no se reconocen las cooperativas de grado superior.

La nueva propuesta que prepara este grupo multidisciplinario de trabajo pretende suprimir la vinculación de las cooperativas a las empresas estatales tal y como se regula en las disposiciones vigentes. Se podrán relacionar con todos los actores económicos por medio de contratos donde prime la autonomía de la voluntad de las partes.

Constituye una prioridad fortalecer el rol del cooperativismo agropecuario en la democratización del sistema agroalimentario, a partir de procesos de intercooperación, en función del desarrollo local en cada territorio, que tribute a la soberanía alimentaria y educación nutricional.

Los miembros del Grupo de Trabajo son conscientes de la imprescindible participación de los cooperativistas en este proceso de perfeccionamiento de las normas, es necesario propiciar espacios para que los sujetos del cooperativismo agropecuario realicen recomendaciones sobre posibles puntos de mejora en la renovación del marco legal cooperativo vigente. La propuesta tiene el mérito de haber tomado como punto de partida un diagnóstico en el cual tomaron parte los cooperativistas, pero es posible hacer más en pos del principio de participación ciudadana refrendado desde la Carta Magna.

Las modificaciones legislativas constantes merman considerablemente la certeza y la seguridad jurídica en un aspecto que debería gozar de cierta permanencia, por lo que los cooperativistas, como protagonistas de estas normas, son los que están en mejores condiciones para proponer cambios legislativos eficaces que perduren en el tiempo.

Por este medio, se abren todos los espacios digitales del Ministerio de la Agricultura para la recepción de los criterios, opiniones y propuestas de modificaciones al Decreto-Ley 365/2018 “De las Cooperativas Agropecuarias” y su Reglamento.

Facebook: https://www.facebook.com/minagcuba

Twitter: @MINAGCuba

Web: www.minag.gob.cu

Correos: alcides@minag.cu, espjuridico2@oc.minag.gob.cu, espjuridico13@oc.minag.gob.cu

imagen: 
Por: 
Grupo de Comunicación del MINAG